Black Hat Seo: el lado oscuro del posicionamiento

Sin comentarios 615 Visualizaciones0


black hat seo

Black Hat Seo: el lado oscuro del posicionamiento

En el presente artículo te contamos qué es el black hat seo, algunas de sus técnicas más utilizadas y te explicamos por qué no son buenas estrategias a largo plazo.

Definiendo black hat seo

Podría decirse que el black hat seo es el lado oscuro del posicionamiento en Internet. Engloba todas aquellas técnicas de posicionamiento web que hacen caso omiso de las recomendaciones de Google principalmente (y también de otros buscadores).

Eso es el black hat seo, procedimientos abusivos y poco éticos para posicionar webs en los bloques de resultados (SERP). Métodos que no tienen en cuenta al usuario y que tratan de burlar los algoritmos de Google y sus directrices.

La hegemonía de Google como el buscador más utilizado en la mayoría de los países exceptuado Rusia y China es indiscutible. Google marca el ritmo a golpe de algoritmos que nos dictan normas y nos aplican premios y castigos. Sus criterios se fundamentan en el mejor servicio posible al usuario y, basándose en esto, definen la calidad de una web y la utilidad de los resultados de búsqueda. Ambos son sus pilares fundamentales. Con esas directrices Google empatiza con el usuario hasta convertirse en una especie de agente de policía que castiga a los que no respetan la experiencia de los internautas o tienden trampas a sus robots para estar entre los primeros.

Es muy recomendable conocer ese tipo de técnicas de black hat seo. Si eres buen profesional del posicionamiento, debes estar al tanto de todo lo que no se debe hacer.

Como lector no experto también es positivo que conozcas la existencia de este tipo de prácticas antes de contratar los servicios profesionales de cualquier experto SEO.

Te recordamos que, si Google te pilla haciendo trampas con el black hat seo, probablemente te penalizará y puede que dejes de aparecer en el buscador más potente durante una buena temporada.

Técnicas black Hat Seo más habituales

Aquí te dejamos algunas de las prácticas más frecuentes de black hat seo que se utilizan actualmente:

Black hat seo: comprar enlaces

Es exactamente eso: pagar por enlaces entrantes a tu web desde otros sitios. Compras los llamados backlinks para mejorar dos factores muy valorados en el SEO:

  • Tu Page Rank:

Es un valor relativo que Google asigna a tu página en función de la cantidad/calidad de enlaces que apuntan a tu web y de su autoridad de dominio. Dicho valor te da una calificación de la “autoridad” de tu web. Va de 0 a 10 y desde el año 2013 no se actualiza, al menos públicamente.

  • Tu Autoridad de Dominio:

Es un indicador propuesto por la herramienta MOZ para puntuar la calidad de una web en función de su reputación, credibilidad y legitimidad. Es una manera de medir el “prestigio” de tu web; la puntuación oscila entre 0 y 100.

Por tanto, cuando practicas black hat seo con la compra de enlaces, es exactamente igual que si compraras votos para unas elecciones. Es un símil que se utiliza porque es una manera muy ilustrativa de entenderlo. Es jugar sucio en la campaña electoral para llegar al poder.

Cuando una web te enlaza, te está dando un voto de confianza. Ese enlace dofollow es una manera de decir a los robots de Google:

¡Hey arañas! Os recomiendo esta página que enlazo, es buena y es útil. Así que seguid el enlace hasta ella y traspasarle parte de mi Page Rank

Cuando esto no ocurre de manera natural y compras ese voto de confianza, llevas a cabo un ejercicio de black hat seo que tarde o temprano será descubierto por el Pingüino. Este algoritmo cada vez está más especializado en detectar este tipo de prácticas.

A menudo esos links vienen de las llamadas granjas de enlaces, así que si contrataste a alguien que estaba entre los más buscados de Google en compra-venta de enlaces, lo más probable es que el Pingüino se encargue de hacerte bajar unas cuántas posiciones.

Puede que en poco tiempo consigas muchos enlaces dofollow. Muchos más que los nofollow. En ese caso levantarás sospechas al tratarse de algo inusual y tampoco te librarás de ser penalizado. El Pingüino tiene un detector para los enlaces no naturales.

O más fácil todavía: alguien puede chivarse

Google ha puesto a disposición de los usuarios un formulario de denuncia contra esta técnica de black hat seo.  Si eres de los tramposos, tu competencia directa puede enviárselo a Google y contarle que practicas black hat seo. Puede que compres enlaces o hagas cosas mucho peores. En este caso pueden hacerte una revisión (realizada por humanos que trabajan para Google, no por robots) y es lo que suele terminar en una penalización manual, más severa que la penalización del algoritmo y más costosa para recuperarse. Si se diera este caso, saltaría la alarma a través de Search Console que te enviaría una notificación. De como saber si Google me ha penalizado ya hablamos en un post anterior.

Hemos querido contarte este tipo de práctica de black hat seo porque desafortunadamente es habitual entre algunos profesionales del sector; Llegan incluso a presupuestarlo y exponerlo abiertamente en sus propuestas de proyectos a clientes y en sus portfolios.

Black hat seo: cloacking o encubrimiento

Este tipo de procedimiento consiste en mostrar un tipo de contenido a los buscadores diferente del que los usuarios ven. Humano y robot ven un sitio web distinto, porque el contenido varía.

Lo que se enseña a los buscadores suele estar sobreoptimizado con palabras clave y habitualmente pueden ser páginas redireccionadas a sitios hechos en flash, ya que los robots no las rastrean. Pero hay variedad de tretas: desde hacer múltiples redirecciones para despistar a los robots, a cambiar los contenidos en función de las IP o el navegador utilizado. (Por cierto, aquí hay mucha “chicha” con los redireccionamientos 301 y los enlaces engañando a los robots).

Esta práctica está muy sancionada porque puede ser utilizada para redirigir a los usuarios a sitios que instalan software malicioso, además de ir en contra de la intención del usuario en su búsqueda. Por ejemplo: quieres comprarte un nuevo portátil, clicas en el resultado de una web que vende ordenadores, y la página que te muestra tiene contenido pornográfico. Es contenido muy diferente al mostrado en la SERP y sin relación con tu intención de búsqueda inicial, que es comprarte un portátil. Además de eso, seguramente te instale un troyano o algún otro virus.

Afortunadamente esta técnica está cada vez más en desuso porque Google es implacable con ello.

Black hat seo: sploggers, comentarios spam en blogs

Son los comentarios sin ningún tipo de valor que se envían a los blogs, foros y comunidades de manera automática o manual. A veces se aprueban todos los comentarios de forma masiva o siempre puedes tener un despiste: es una puerta abierta para el black hat seo. Con ello pueden conseguir colar enlaces a los sitios web deseados o meter publicidad de productos y servicios.

Es un tipo de spam bastante molesto pero muy fácil de solucionar a través de los pluggins de WordPress en caso de que uses este CMS.

Black hat seo: spinear artículos

Este método black hat seo trata de modificar artículos originales con sinónimos para obtener contenido. Este será diferente, aunque muy parecido y con menor calidad. Puede ser útil para conseguir backlinks y, desde luego, ahorrar tiempo y dinero. Pudiendo semi-plagiar unos buenos post de otro autor de manera automática con un software, ¿Para qué voy a perder tiempo investigando, leyendo, redactando y creando contenido de valor o pagando a otro para que lo haga?

Son procesos automatizados y los expertos en black hat seo te recomiendan revisarlos antes de publicarlos. De esa manera evitas que sea evidente que una máquina es la que genera el texto.

Hay cierta polémica con esto puesto que algunos e-commerce hacen uso de este tipo de softwares con el fin de no repetir las descripciones de sus productos en diferentes páginas del mismo sitio.

En Aún Más Difícil Todavía apoyamos los criterios del Panda de Google con respecto al contenido. Creemos en el valor que aportan a los usuarios los textos y otros contenidos originales de calidad. Como usuario siempre valorarás mejor una web que realmente te dé una respuesta útil para tu consulta y que además sea una respuesta óptima y de calidad.

black hat seo

black hat seo

Black hat seo: hacking

Los hackers pueden usar tu web como mero instrumento para sus artes en el black hat seo metiéndose en tu sitio como administrador. ¿Te haces idea de lo que eso puede significar?

Podrían manipular tus etiquetas meta robots y decirles a las arañas que no indexen tu contenido. O bien poner alguno de sus enlaces que apunten a su web y tú ni darte cuenta.

También podrían añadirte código malicioso para que Google lo detecte como sitio infectado no recomendable y así hacerte perder posiciones. O bien cebarse con tu servidor sobrecargándolo para que no responda y que tu web se caiga.

Y luego están los enlaces tóxicos: se contrata a webs que tienen miles de enlaces con dudosos “anchor text” apuntando a tu sitio.

Por todos estos motivos que tan solo te enumeramos de pasada, es vital que incidas en la seguridad y la protección de tu servidor y tu página web. No escatimes en eso porque podría significar que dejes de aparecer en Google. O que tires por la borda todo el trabajo SEO realizado. Y no solo por el posicionamiento, es de sobra conocido que la infección de virus tiene secuelas nefastas para cualquiera.

Otras técnicas black hat seo

  • Otro de los métodos black hat seo es la compra de dominios caducados. A pesar de ser páginas que ya no existen, sus vínculos adquiridos siguen ahí. Por tanto, hay quien redirecciona dichas páginas a otras las cuales mantienen los enlaces propios de la web expirada.
  • El abuso de palabras clave en tus textos teniendo una densidad de ellas demasiado alta: ahí tienes otro método. Además de restar naturalidad y calidad al texto, es motivo de penalización. A esta táctica black hat seo se la denomina keywords sttufing.
  • También es posible ocultar texto con tus keywords o enlaces determinados. A través del código HTML puedes añadirlo sin que sea visto por los internautas. El texto es de tamaño minúsculo y del mismo color que el fondo de tu página.
  • Hijacking (secuestro de información), contenido duplicado, palabras clave no relacionadas, páginas traseras, fraude de URLs, comprar enlaces de tu propia competencia para luego denunciarlos y que sean penalizados, etc. Son unos cuantos ejemplos más. Como verás, hay mucha creatividad para inventarse estrategias diferentes de black hat seo. Como se suele decir: hecha la ley, hecha la trampa.

Conclusiones black hat seo

En definitiva, las técnicas de black hat seo pueden tener resultados aparentemente positivos en tu posicionamiento a corto plazo y de manera puntual. Pero al final siempre te pillan y terminarás pagando una “facturita”. Nosotros te recomendamos que no te la juegues con tu posicionamiento SEO. Las consecuencias de una penalización de Google pueden ser duras, a veces devastadoras para tu página web, tu negocio online o tu blog. Queremos dejar claro que el black hat seo no es una práctica ilegal. Pero insistimos en que, según la gravedad de tu engaño, los de Mountain View pueden dejarte fuera del buscador o muy alejado de la primera página.

Aquí te dejamos las recomendaciones de Google a los webmaster para hacer las cosas bien hechas.

Y aquí el código internacional sobre etica SEO al que Aun Más Difícil Todavía está adscrito voluntariamente: somos anti black hat seo.

Deja tu aportación

Al continuar navegando en el website acepta el uso de cookies, sino abandonelo ahora. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar