Metaetiquetas y su utilidad en el posicionamiento SEO

Sin comentarios 815 Visualizaciones1


Metaetiquetas

Metaetiquetas y su utilidad en el posicionamiento SEO

En este post te contamos información útil sobre las metaetiquetas. Qué son y para qué sirven. Así como recomendaciones prácticas para sacar el máximo provecho de ellas en el posicionamiento SEO.

Definiendo las metaetiquetas

Las metaetiquetas o también llamadas etiquetas meta, son conocidas en inglés como meta tags. Se definen como etiquetas de código HTML ubicadas en la sección <Head> de cada página web. Estas metaetiquetas son leídas por las arañas (no son visibles a los internautas) y le indican una descripción a modo de resumen de dicha página. Esa es su función primordial. Además, pueden señalar a los bots algunas instrucciones concretas como qué contenido indexar o rastrear.

De cara al usuario de Internet, las metaetiquetas te cuentan la temática fundamental de una página. Y la forma en la que dichas metaetiquetas se hacen visibles a tus ojos humanos, es a través del llamado Snippet. El Snippet es ese extracto que aparece en las páginas de resultados de Google y otros buscadores. Es un resumen del contenido de la página con enlace a la misma. Como habrás podido ver cada vez que Google te ofrece resultados, está formado por el link, la URL y el texto descriptivo.

Metaetiquetas

Es importante señalar que las metaetiquetas deben estar incluidas en cada una de las páginas que componen un website. Son indicaciones dirigidas a los robots para el tratamiento y descripción de cada página individualmente.

Para los entendidos esto puede ser obvio. Para el resto de los mortales, os contamos que, para marcar instrucciones específicas a los bots de manera global, existen otros recursos. Por ejemplo, el archivo robots.txt (diferente de la etiqueta meta robots). Este archivo advierte a las arañas qué contenido indexar desde el punto de vista general de todo el site. Las metas, siempre lo hacen de forma individual página a página.

En resumen, con las metaetiquetas cuentas a los motores de búsqueda información acerca de tus páginas. Y estos, a su vez, se lo cuentan a los usuarios de los buscadores.


Metaetiquetas. Un grano no hace el granero, pero ayuda al compañero

Una vez definidas las metaetiquetas, podemos situarlas dentro del contexto SEO. Las meta tags son un factor añadido a todo el conjunto del posicionamiento SEO. Un aporte que siempre sumará puntos positivos, aunque por sí mismo no es definitivo para el SEO. Algo que sucede con la gran mayoría de factores del posicionamiento orgánico. No son la panacea individualmente, pero juntos ayudan al todo. Así que no descuides las metaetiquetas y optimízales siempre.

 

 Metaetiquetas principales: la meta descripción (meta description)

Comenzamos con una de las metaetiquetas más importantes. Como su propio nombre indica, la meta descripción describe la temática de tu página. Y esa descripción, aparecerá en el snippet del bloque de resultados de los buscadores.

Es ese fragmento descriptivo que te convence o no para hacer click en el enlace a esa página. Si no te ocupas de esta etiqueta, serán los robots quienes lo hagan. Y lo harán seleccionando una parte del texto de tu página web para incluirlo en el snippet. Pudiendo no ser éste representativo, útil o atrayente para el usuario. Es decir, si tienes una buena meta descripción, tendrás muchas más posibilidades de que los usuarios visiten tu página.

Su sintaxis en HTML:

<html>

<head>

<meta name= “Description” content=“Cómo ser un McGyver de las metaetiquetas. Conoce para qué sirven y cómo aprovecharlas al máximo para mejorar tu SEO. Información de valor y útil para tu web”>


Mejorar las metaetiquetas. Optimizando la meta descripción

Nuestra recomendación es que escribas un buen resumen, en donde incluyas tu palabra clave (nunca abuses de ella o la repitas porque eso sería contraproducente). Y tampoco tiene sentido incluir una keyword en la descripción si luego no forma parte de tu página. En ese caso, Google hace caso omiso de esta etiqueta.

Hay que ser muy apetecible para el lector. Así que se creativo y utiliza descripciones diferentes para cada página en relación a cada contenido específico. Cuenta tu factor diferenciador si es posible.

A menudo, incluir una llamada a la acción es interesante, por supuesto. Evita repetir las descripciones. Además, estas deben ser de la mejor calidad posible y recuerda: útiles.

Con las metaetiquetas se trata de que el fragmento sea representativo y ayude a Google a relacionarlo con la consulta del usuario.

Como hemos señalado en varios post anteriores, una de las cosas que Google considera muy importante a la hora de mostrar tal o cual resultado, es la utilidad del mismo. Utilidad con respecto a la consulta que tú realizas como usuario. Cuánto de útil es dicho resultado para esa consulta determinada. Esa que escribes en la barra del buscador.

metaetiquetas

Pues bien, la etiqueta meta descripción es fundamental para esto. Puesto que, si en ella haces la síntesis perfecta de lo que el usuario encontrará en ella, serás útil para muchas consultas relacionadas con la temática de tu página. Es decir, si tienes una buena y atrayente meta descripción, tendrás muchas más posibilidades de que los usuarios hagan click en tu enlace. Simplemente cuenta exactamente lo que los usuarios van a encontrar.

Como internautas, no nos gusta nada ver que después de hacer click, la página de destino no tiene aquello que esperas y que te prometían. Eso genera rebote. No solo en el sentido emocional del internauta, sino en el de la terminología más literal del Marketing Digital. La tasa de rebote es el porcentaje de abandono de una página web cuando el usuario sale de ella en unos pocos segundos, sin interactuar con ella ni consumir contenido. Entrar y salir por la misma página. Así que procura ser honesto.

Además, estas palabras descriptivas también son utilizadas cuando se comparten páginas a través de las redes sociales. Con lo que, si tu metadescripción es buena, tendrá más posibilidades de ser compartida.

Y para finalizar, ten en cuenta que el máximo número de caracteres para esta etiqueta está limitado a 156.

 

La metaetiqueta que fue sobreexplotada: la meta keyword

En el pasado, mucha gente abusaba de ella para meter la palabra clave y múltiples variaciones. Entre otros, páginas fraudulentas y de spam. Y sabemos que Google es especialmente cuidadoso con el usuario. Lo que quiere es ser útil y ofrecer resultados de calidad de websites seguros. Y viendo que muchos sites hacían un uso excesivo de keywords (Stuffing) con esta etiqueta, ha sido tajante con esto y desde hace años no toma en consideración esta meta. Lo mismo ocurre con Bing. Sin embargo, Yahoo aún la considera.

 

Metaetiquetas con instrucciones directas a los bots: la etiqueta meta robots

Con esta metaetiqueta las arañas reciben órdenes muy claras sobre qué hacer con la página. Indexarla o no. Rastrearla o no.

Los valores que puedes escribir en ella son: Index/ Noindex/ Follow / Nofollow y combinarlos. Es precisamente la posibilidad de combinar lo que hace interesante esta etiqueta. Especialmente frente al archivo robots.txt con quien comparte similitudes.

En HTML es así:

“<meta name= “robots” content= “valor1, valor2”>

Primero vamos con las combinaciones de los valores. Son las siguientes:

Index + Follow. Si no haces nada con la etiqueta meta robots, es lo mismo que dar estas instrucciones. Por defecto será así.

Index + Nofollow. Página indexada pero no rastreada.

Noindex + Follow. Página no indexada pero sí rastreada.

Noindex + Nofollow. La página ni se indexa ni se rastrea.

Normalmente cuando no quieres que una página se incluya en el buscador, utilizas el archivo robots.txt. Indicas aquello que quieres excluir y listo. No se rastreará ni se indexará. Las arañas no entrarán en absoluto. No estarás en los índices.

Sin embargo, gracias a la etiqueta robots, puedes impedir la indexación de la página (y por tanto no se mostrará) pero permitir su rastreo. Eso supone una gran ventaja. Si se rastrea, los enlaces a otras páginas son seguidos y por tanto también será trasmitido su valor. Se traspasa el Page Rank.

Otra combinación inteligente para determinadas páginas es Index/Nofollow cuando, por ejemplo, tienes usuarios activos en tu página que generan contenido. Quieres mostrarlo, pero no quieres que sus enlaces se sigan.

 

Más metaetiquetas: meta título o title tag

El título en realidad no forma parte de las metaetiquetas propiamente dichas. Es un elemento que está incluido en el <Head> de la página, sí. Pero tiene otra sintaxis y no es considerada de la familia de las metaetiquetas técnicamente. Más bien es un elemento que identifica la temática de tu página. Un fragmento de código que los buscadores identifican.

Por otro lado, según el W3C este elemento es obligatorio. El W3C sería algo parecido a la ONU de Internet. Es el Consorcio de la World Wide Web donde se establecen los estándares de las páginas. Su objetivo es garantizar una Web accesible universalmente independientemente del navegador, idioma, sistema operativo, etc.

El aspecto del título en el <head> es así:

“<title>Metaetiquetas y su utilidad en el posicionamiento SEO></title>

El meta título introduce nuestra página. Y de manera aún más sintética que la descripción, indica el contenido al que da nombre e introduce. Así que hay que esmerarse también con esta etiqueta que influirá tanto o más que la descripción en los usuarios. Normalmente es el principal pedazo de información que el usuario necesita para decidirse por ti.

Incluye aquí también tu keyword (mejor al comienzo 😉). Y podríamos decir casi lo mismo que en la descripción, pero de manera concentrada. Se honesto, irresistible, no te repitas y ve al grano con la esencia de tu página. Nunca más de 65 caracteres, por cierto.

 

Metaetiquetas auxiliares

Otras metaetiquetas más “discretas” pero también existentes y con su pequeño aporte, son las que agrupamos como metaetiquetas auxiliares.  Estas metaetiquetas son: author, language, subject, control caché, designer, rating, resource type, revisit after, geography, country, generator, distribution, etc. Hay muchos profesionales del SEO que no las toman en consideración. Nosotros somos partidarios de optimizarlas puesto que son entendidas por Google. Y todo aquello que facilite la tarea a sus robots para ofrecer resultados de utilidad a los usuarios, es muy bienvenido.

 

En nuestra consultora marketing digital AMDT optimizamos siempre todos los factores del posicionamiento SEO al máximo detalle. Además, como buenos estrategas, tenemos en cuenta la visión global del plan de marketing para aplicar cada una de las estrategias digitales en lugar de hacerlo de manera aislada.

Saca el máximo partido a las metaetiquetas de tus páginas y todos los factores SEO implicados. Conoce cómo potenciar tu tienda online o tu web 2.0 con nuestro equipo multidisciplinar y ¡comienza a mejorar tus ventas!

Deja tu aportación

Al continuar navegando en el website acepta el uso de cookies, sino abandonelo ahora. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar